Compartir

Fuentes del Instituto Armado han señalado a Europa Press que “los agentes que acudieron a despertarlo vieron el cuerpo inmóvil y tras darle varios avisos y comprobar que no respondía entraron en el calabozo y comprobaron que estaba muerto”.

Los guardias habían ido a por el sujeto, detenido desde el pasado martes y que había prestado una “confusa declaración” durante toda la jornada de este jueves, para trasladarlo al Palacio de Justicia, ya que hoy, en teoría, debía pasar a disposición judicial previamente a su más que presumible ingreso en prisión.

Un médico ya se ha personado en los calabozos de las instalaciones de la Guardia Civil en la ciudad de Algeciras y ha analizado el cuerpo sin vida del presunto homicida. A falta de lo que indique la autopsia, que se llevará a cabo en las próximas horas en Cádiz, todo apunta a que ha fallecido por causas naturales.