Compartir

El pequeño Tyler J Doohan, de 8 años, es un héroe en Penfield (Nueva York). Ha fallecido cuando trataba rescatar de las llamas a su tío discapacitado, atrapado en el incendio de la caravana donde vivía. Antes de eso, el niño había logrado sacar con vida a otros seis familiares, dos de ellos menores de edad (de 4 y 6 años).

Tyler se había quedado a dormir en la casa de sus familiares la noche del incendio. Fue incluso el primero en detectarlo y, antes de que llegaran los bomberos, se puso manos a la obra a intentar salvar a todos, según informa la cadena estadounidense CNN.

El niño trató de salvar a su tío cuando el fuego ya se había extendido a la parte trasera del tráiler. Ambos murieron por el calor y el humo.

Otro de los familiares que no logró salir con vida de ese infierno en el que se había convertido la caravana, fue el abuelo del pequeño, encontrado en su habitación.

La policía investiga las causas de este incendio, que ha supuesto una auténtica tragedia para toda una familia y que ha convertido a Tyler en un héroe, aunque desafortunadamente él nunca lo sabrá.