martes, 29 septiembre 2020 23:31

Detenidas 40 personas que distribuían sustancias dopantes a deportistas aficicionados

Uno de los grupos, asentado en Alicante, también traficaba con speed y marihuana, de los que se han incautado 1,7 kilos y 600 plantas respectivamente, y disponía de una “oficina de cobros” dedicada a saldar deudas del tráfico de drogas. Esta “oficina de cobros” estaba compuesta por cinco personas, disponía de armas de fuego real y llegaron a enfrentarse a tiros a los investigadores. Sus integrantes estaban a punto de secuestrar a un deudor para “amputarle miembros”, según la Policía.

La otra operación ha permitido inspeccionar en Valencia 15 farmacias, registrar dos centros sanitarios, incautar más de 600 recetas de medicamentos anabolizantes y detener a un médico relacionado con la prescripción de las mismas.

Las dos operaciones contra el dopaje se han desarrollado de forma paralela. El grupo de Alicante constaba de 20 personas, se dedicaba también al tráfico de estupefacientes y al cobro de deudas mediante coacciones.

En los 13 registros domiciliarios practicados, se han incautado 180.000 dosis de sustancias dopantes, 1,7 kilos de speed y 600 plantas de marihuana en un domicilio en la localidad de Busot (Alicante), dos armas de fuego real y otras dos simuladas, dinero falso, vehículos de alta gama y numerosos smartphones.

La otra operación se inició sobre un individuo que recibía en Valencia distintos envíos de paquetes procedentes del extranjero y en los que presuntamente recibía sustancias dopantes que serían almacenadas y distribuidas por la organización a deportistas profesionales, amateur y también en gimnasios.

Este grupo tenía una segunda vía de abastecimiento, la prescripción fraudulenta, a cambio de dinero, de medicamentos anabolizantes. En julio de 2013, la primera fase de la operación permitió detener a los responsables de las importaciones, mientras que la segunda y última fase ha culminado con la inspección de 15 farmacias en Valencia, el registro de dos centros sanitarios, la incautación de más de 600 recetas y la detención de un médico relacionado con la prescripción. En total, ambas fases se han saldado con 20 detenidos y la incautación de más de 200.000 sustancias dopantes.