Compartir

Un nuevo vídeo en el que aparece el Porsche de Paul Walker en llamas tras el brutal accidente de tráfico ha dado la vuelta al mundo.

La grabación muestra el coche ardiendo tras el choque contra un poste, probablemente por exceso de velocidad.

El protagonista de Fast &Furious iba de copiloto con su amigo Robert Rodas, quien también falleció en el acto.

El suceso ocurrió en Santa Clarita, al norte de Los Ángeles (California).