domingo, 27 septiembre 2020 19:11

Esclavas de Londres: Dos de las víctimas podrían ser madre e hija

Sí que se ha confirmado de que estas tres mujeres sufrieron golpes y abusos psicológicos. La policía ha reconocido de manera tácita la existencia de  “vínculos de familia” entre las víctimas y los sospechosos, aunque no ha arrojado luz sobre este hecho.

Según el diario 'The Guardian', los sospechosos mantenían una especie de yugo emocional sobre las tres mujeres y usaban métodos de control mental e intimidación física similares a lo de algunas sectas. Las víctimas eran golpeadas con frecuencia, aunque no hay indicios de que sufrieran abusos sexuales durante sus 30 años de cautiverio.

Hay que recordar que este caso que ha conmocionado al Reino Unido, reveló que las tres -una malasia de 69 años, una irlandesa de 57 y una británica de 30- habían estado presuntamente retenidas en contra de su voluntad en una vivienda del barrio de Lambeth (sur de Londres) durante más de treinta años.

La policía ha especificado que los sospechosos orígenes “indios y tanzanos”. Fueron detenidos ya a finales de los años 70, posiblemente por infringir las leyes de inmigración. La mayor de las tres mujeres, de 69 años, es original de Malasia y supuestamente ejercía de empleada doméstica.

Scotland Yard ha perdido paciencia y cautela a los medios mientras investiga el caso e intenta reconstruir el cautiverio de 30 años de las tres mujeres. Un total de 37 agentes han participado en la investigación, con más de 55 bolsas repletas de evidencias recogidas en la casa del barrio londinense de Lambeth, cuya dirección exacta sigue siendo un misterio.