Compartir

El sacerdote español Aníbal Gómez, de 67 años, ha sido asesinado este miércoles en las proximidades de la casa del obispo emérito de Colón (Panamá). El cuerpo del párroco presentaba al menos una puñalada, evidentes signos de haber sido golpeado y había sido maniatado.

El cuerpo del párroco fue hallado sobre las 13.00 horas (las 19.00 horas en España) en las proximidades de la casa del obispo emérito de Colón, Carlos María Ariz, ubicada en el sector de Davis, según informa el diario panameño 'La Estrella'.

Las autoridades panameñas ya han abierto una investigación para tratar de localizar al autor o autores del asesinato y se baraja el robo como principal hipótesis del asesinato.

La Archidiócesis de Panamá ha informado en su cuenta de Twitter que el obispo emérito de Colón no se encontraba en el domicilio en el momento del asesinato.

El sacerdote español prestaba servicio en la Iglesia Madre de Dios, ubicada en José Denominador Bazan, antiguo fuerte Davis, y fue director durante mucho años de la Academia Santa María.