Compartir

Las acusaciones de un fiscal de la Unidad Nacional para la Justicia y la Paz le atribuyen a Isaza delitos como acceso carnal abusivo, prostitución forzada, esclavitud sexual, servidumbre y acoso sexual.

Los hechos materia de investigación se remontan a los años 1977 y 1978 y continuaron hasta febrero de 2006, fecha en la que el antiguo jefe paramilitar se desmovilizó.

Desde que se inició el proceso de Justicia y Paz, esta es la primera vez que la Fiscalía hace estas imputaciones por esos delitos.

Las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) se disolvieron a mediados de 2006 dentro de un diálogo de paz con el Gobierno del entonces presidente Álvaro Uribe (2002-2010).

Uribe promovió como marco jurídico para la reinserción de los paramilitares la Ley de Justicia y Paz, promulgada en 2005, que establece penas alternas de cinco a ocho años de prisión para responsables de delitos atroces.