Compartir

“El Directo” fue asesinado “esta mañana” en el penal de San Miguel y presentaba “múltiples lesiones en el lado izquierdo del pecho, a la altura del corazón y cuello, producidas con arma blanca”, indicó la Fiscalía General de la República en un comunicado.

“La DGCP decreta ocho días de estado de emergencia, en el sector de hombres del Centro Penal de San Miguel”, 138 kilómetros al este de San Salvador, debido al asesinato del recluso Gustavo Adolfo Parada Morales, alias “El Directo”, dijo el Ministerio de Justicia y Seguridad a través de su cuenta en la red social Twitter.

Parada Morales, integrante activo y líder de la Mara Salvatrucha (MS-13), “tiene un amplio récord delincuencial desde que era menor de edad”, según la Fiscalía.

En 1999 se le proceso por 17 homicidios; sin embargo, solo fue condenado por siete.

Actualmente estaba purgando una pena de 35 años por haber asesinado a un recluso en el penal de San Francisco Gotera, en Morazán (oriente), precisó la Fiscalía.

El homicidio de “El Directo” se registra tres días después del asesinato de su esposa, Rosa María Coreas de Parada, perpetrado por sujetos desconocidos en una localidad de San Miguel.

“La hipótesis que se sostiene (es que ambos fueron asesinatos) por una pugna entre la misma pandilla, por la lucha del territorio” de la MS-13, indicó una fuente policial a periodistas.

También, el domingo en otra localidad de San Miguel fue asesinado Juan Alexander Ramírez Álvarez, de 39 años, considerado como el líder de la clica (célula) “La Mirada Loca Salvatruchos”, detalla el boletín de la Fiscalía.

De acuerdo con la Fiscalía las tres víctimas eran “integrantes activos y líderes de pandillas que mantenían su control territorial en el oriente del país”.

Las principales pandillas que operan en el país, la MS-13 y la Pandilla 18, iniciaron en marzo de 2012 una “tregua” para no asesinarse entre sí, la cual ha permitido una disminución en los homicidios de alrededor del 52%, según las autoridades salvadoreñas.