Compartir

La lluvia ha alcanzado los 23 litros por metro cuadrado en algo más de una hora -entre las 06,00 y las 07,30, aproximadamente-, y ha inundado varios aparcamientos de urbanizaciones y algunas terrazas, sobre todo en la zona residencial de la playa de San Juan.

A través de los aliviaderos de pluviales, el agua caída ha desembocado en algunas zonas de esta playa, pero en su recorrido ha arrastrado suciedad.

Además, un pequeño temporal mantiene con oleaje esta zona costera alicantina, por lo que el consistorio ha elevado las banderas rojas en esta playa.

Las mismas fuentes han informado de que este cierre al baño es una medida temporal y que los operarios del servicio de limpieza ya trabajan para restaurar las zonas afectadas, por lo que en las próximas horas podría quedar restablecido el acceso al baño.

No obstante, esta decisión también dependerá de que el temporal remita en la franja costera.

A pesar de la prohibición del baño, los socorristas de esta playa han intervenido esta mañana en varias situaciones de prevención e información al observar que algunos bañistas hacían caso omiso a la bandera roja.

La tromba de agua caída esta madrugada también ha afectado a la playa de la Albufereta, en uno de cuyos tramos desemboca el barranco del Juncaret que, a pesar de que cuenta con una canalización definida, el agua también ha arrastrado suciedad hasta la misma.

Aunque también ha estado cerrada al baño durante tres horas, esta playa, en la que ondea la bandera amarilla, ya permanece abierta para el disfrute del baño.