Compartir

En un comunicado, han informado de que la Dirección Territorial de la Conselleria de Cultura y Patrimonio ha autorizado la exhumación de José Valls en Borriol (Castellón) y de que también cuentan con la resolución positiva del alcalde de la localidad.

La financiación popular para exhumar a este hombre, al que su familia ubica en una fosa del cementerio de Borriol, fue anunciada a principios de mayo ante la falta de subvenciones oficiales y pretendía recaudar unos 6.850 euros.

El objetivo es recuperar e identificar los restos de José Valls, fusilado con 48 años el 2 de septiembre de 1938 en el cementerio de Borriol donde, según su familia, cavó antes su propia tumba.

Para el portavoz del Gprmh, Matías Alonso, con esta autorización ha quedado “demostrado que es posible encontrar caminos de entendimiento” entre las Administraciones y los ciudadanos para “cerrar antiguas heridas como la que llevan sufriendo estos familiares desde hace mas de 70 años”.

En el comunicado, Alonso ha destacado la “paciencia” y el “tesón” de Antonia, la hija de José Valls, para poner en marcha el procedimiento de exhumación que le permitirá “poder enterrar a su padre junto a la que fue su mujer y tener un sitio donde escribir un nombre frente al que dejar flores en su memoria”.

Ha felicitado a quienes en vez de poner obstáculos han “cumplido la Ley y los deberes humanitarios” para que Antonia pueda “cerrar su herida” y ha confiado en que esta segunda exhumación científica que van a abordar en Castellón transcurra “esta vez por cauces de normalidad”.

Matías Alonso ha anunciado que ya disponen de la autorización justo el día internacional que la ONU dedica a las víctimas de delitos de desaparición forzada.

“Sirva la exhumación de José Valls para recordar las miles de ellas que aún esperan tiradas por cunetas y barrancos de toda España; no hay que irse a selvas lejanas o remotos desiertos porque también aquí hay desapariciones forzadas, como aquellas”, ha agregado.

El portavoz del grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica ha señalado que pretenden que la exhumación se realice “lo antes posible” y ha asegurado que su objetivo es que “la primera fase finalice la primera quincena de septiembre, el mismo mes en que José Valls fue fusilado en aquel mismo lugar”.