jueves, 13 agosto 2020 7:45

Cae una banda que robaba sacas de dinero de bancos y atracaba a clientes

Las seis detenciones se llevaron a cabo el pasado 21 de agosto en Vilassar de Mar (Barcelona) -en los próximos días se espera detener a otras dos personas-, y tres de los arrestados han ingresado ya en prisión, según han informado los Mossos d'Esquadra.

A los detenidos se les acusa de atracar, el 3 de mayo en Manlleu (Barcelona), con violencia e intimidación, a una mujer que acababa de sacar 4.500 euros del banco, a la que un hombre le dijo al subir a su vehículo que tenía una rueda pinchada.

La mujer fue asaltada al bajar del coche para comprobar si pasaba algo en la rueda, después de negarse a que el hombre le acompañara a un taller.

Además se les acusa de apoderarse de una saca de dinero con 25.000 euros que acabada de dejar en un banco de Reus (Tarragona) un camión de transporte de caudales, entreteniendo a la empleada de la ventanilla con varias consultas.

También los detenidos intentaron en Flix (Tarragona) atracar a una persona que acababa de sacar 4.000 euros del banco pinchándole las ruedas de su vehículo, pero que se dio cuenta de la maniobra y pudo evitar el robo.

Ese mismo día, cuatro de los detenidos intentaron atracar un establecimiento de Alcarràs (Lleida), robo que se frustró al aparecer el hijo de la dueña.

El último delito del que se les acusa se cometió el 25 de julio en Artesa de Lleida (Lleida), donde se apoderaron de una saca de 4.000 euros de una entidad bancaria en un momento de confusión.

Fuentes de los Mossos han señalado que durante la investigación se estableció que los autores de estos delitos pertenecían a un grupo organizado, con sede en Cornellà de Llobregat (Barcelona), compuesto por ocho personas de varias nacionalidades, con edades comprendidas entre los 23 y los 35 años, y vecinos de Cornellà y L'Hospitalet de Llobregat.

También se descubrió que siempre alquilaban vehículos con documentación falsa con los que se desplazaban para cometer los robos y que al actuar se distribuían las funciones.

Mientras el resto de la banda esperaba en el exterior, una pareja de la banda -hombre y mujer- accedía al banco para 'marcar' al cliente que iba a ser objeto del atraco o para esperar la llegada de las sacas de dinero.

Artículos similares