miércoles, 30 septiembre 2020 2:10

Alerta máxima en el río Amur, en la frontera chino-rusa, que alcanza el máximo caudal de su historia

En algunas estaciones de medición, el agua del Amur (llamado por los chinos Heilongjiang, “Río del Dragón Negro”) se sitúa 2,5 metros por encima de los niveles de seguridad, y los meteorólogos advierten que la situación podría continuar en los próximos 10 días, señaló el diario “South China Morning Post”.

Las crecidas del Amur y otros importantes ríos del extremo nororiental chino, como el Songhua o el Ussuri, han causado en el país asiático 85 muertos y 105 desaparecidos en las últimas dos semanas, así como importantes daños materiales en Rusia.

Los primeros ministros ruso y chino, Dmitri Medvedev y Li Keqiang, trataron por vía telefónica el pasado 26 de agosto medidas conjuntas de control de inundaciones y ayuda a los afectados, entre ellos decenas de miles de personas que han sido evacuadas a ambas orillas del Amur.

China suele sufrir inundaciones estacionales cada verano, aunque éstas son más propias de su húmeda mitad sur.