Compartir

La Policía Foral investiga las causas del fallecimiento y según los primeros indicios descarta la existencia de signos externos de violencia, informa el Ejecutivo navarro en un comunicado.

Ha sido un piragüista el que, a las 10.38 horas, ha dado aviso a la Agencia Navarra de Emergencias de la presencia de un cuerpo flotando en el río, en una zona situada entre Burlada y Pamplona.

El cadáver ha sido rescatado por el Grupo de Rescate Acuático de los Bomberos, y unidades de Seguridad Ciudadana de la Policía Foral han prestado labores de apoyo y vigilancia.

No había sido denunciada la desaparición del anciano por sus familiares, que han reconocido la identidad del fallecido, según la citada fuente.

El cuerpo, una vez que ha sido autorizado su levantamiento por el juez, ha sido trasladado al Instituto Navarro de Medicina Legal, donde le será practicada la autopsia.