sábado, 19 septiembre 2020 21:17

Despliegue militar disuasorio en zona de último ataque del EPP en Paraguay

“La zona norte del país está contando con una cantidad importante de personal militar. Tenemos elementos importantes en la zona, de las tres armas”, aseveró el ministro en declaraciones a la radio Primero de Marzo.

Según concretó, el despliegue tiene “intención disuasiva”, mientras las autoridades estudian “la posibilidad de que todo el personal militar que está desplegado y el empleo de los elementos militares tengan los respaldos legales correspondientes para que posteriormente puedan ser utilizados en la medida que corresponde”.

La legislación paraguaya limita la participación del Ejército a dar apoyo logístico y de inteligencia a la Policía en cuestiones de seguridad interna, salvo que se imponga un estado de excepción parcial y temporal como el de abril de 2010, aprobado por el Legislativo para combatir al EPP.

El asesor político de la Presidencia, Darío Filartiga, dijo hoy que el Gobierno busca modificar la ley de organización de las Fuerzas Armadas para permitir la “disponibilidad inmediata” de sus efectivos en casos de terrorismo.

Según Filártiga, citado por la agencia estatal IP, hay consenso en ese sentido por parte de los sectores políticos y ya se ha hecho un pedido de modificación a la Cámara de Diputados.

Cinco guardias de seguridad privada -uno de ellos un policía fuera de servicio- murieron el pasado sábado en un ataque en una estancia ganadera del departamento central de San Pedro atribuido por la Policía al grupo armado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

Se trata del primer supuesto ataque del EPP desde la toma de posesión del nuevo presidente, Horacio Cartes, el pasado día 15.

El EPP ha sido acusado de diversos secuestros y ataques a fuerzas policiales y miembros de haciendas agroganaderas y opera fundamentalmente en las zonas boscosas de los departamentos de Concepción (nordeste) y San Pedro (centro).

El ministro de Defensa dijo hoy que las fuerzas desplegadas, bajo mando del comandante de la cuarta División de Infantería (con jurisdicción en Concepción y parte de San Pedro), “no están destinados a una misión operativa”, sino “de cooperación o de apoyo a la Policía”, que también reforzó su presencia en la zona.

El apoyo consiste en “estar presentes de manera disuasiva, hacer patrullaje, establecer un sistema de control, (pero) de manera operativa para ingresar en los bosques, no todavía”, abundó.

“De una vez por todas se tiene que llevar a cabo un operativo como corresponde para terminar con este flagelo”, demandó el general retirado Soto, que asumió la cartera de Defensa el mismo día de la jura de Cartes.