lunes, 10 agosto 2020 18:40

La familia de Oswaldo Payá presenta una querella ante la Audiencia

MADRID (Reuters) – La familia del fallecido disidente cubano Oswaldo Payá presentó el lunes ante la Audiencia Nacional española una querella contra dos altos cargos del Gobierno cubano y otros posibles implicados en el accidente de tráfico ocurrido hace un año en el que murió Payá y otro disidente, Harold Cepero.

El hecho de que Payá tuviera también nacionalidad española supone que la Audiencia puede investigar su muerte, aunque ocurriera en el extranjero.

“La querella se hace necesaria e indispensable por un cuestionamiento elemental de justicia, ya que el actual Régimen cubano no puede seguir persiguiendo, maltratando, mintiendo, asesinando e intimidando a una sociedad impunemente, cual dueños absolutos de la vida de millones de personas”, dijo el comunicado en nombre de la familia.

El conductor del coche, el dirigente de las juventudes del Partido Popular en el poder en España Ángel Carromero, fue procesado y declarado culpable del accidente, en un caso que ha tensado las relaciones entre Cuba y España, y pasó unos meses en la cárcel en Cuba, antes de ser trasladado a final de año a España, donde se le concedió el tercer grado en febrero.

Carromero declaró en una entrevista este mismo mes que el vehículo fue embestido por otro coche y forzado a salir de la carretera, chocando con un árbol. El ocupante del otro asiento delantero – el líder de las juventudes demócrata cristianas suecas Aron Modig – sobrevivió como él, solo con heridas leves.

Ahora, la esposa e hija de quien fuera coordinador nacional del Movimiento Cristiano Liberación en Cuba, Ofelia Acevedo Maura y Rosa Maria Payá Acevedo, respectivamente, se querellan contra el jefe de instrucción de delitos de la Seguridad del Estado cubana – al que identifican como teniente coronel Águilas -, y el encargado de delitos de la Seguridad del Estado cubano – nombrado como coronel Llanes.

Además la amplían al “resto de personas que el juzgado determine en el curso de su investigación como participes en los delitos de lesa humanidad que culminaron con la muerte de” Payá y Cepero el 22 de julio de 2012 en una carretera del este del país.

“Confiamos que en España, donde el poder judicial es independiente del poder político y donde pueden buscar la verdad sin temor ni presiones, podamos llevar a término esta querella y se asigne responsabilidad a los involucrados en este horrible acto, sean estos quienes sean”.

El juez de la Audiencia al que le toque el asunto por reparto decidirá si aceptar o no la querella a trámite previa consulta con el ministerio fiscal, algo que no se espera que ocurra probablemente hasta primeros de septiembre, informaron fuentes judiciales.

España es un importante socio comercial de Cuba y el mayor inversor europeo en la isla caribeña.

Artículos similares