Compartir

En una rueda de prensa convocada en el municipio de Belorado, considerado como el centro de operaciones de la banda, el subdelegado del Gobierno en Burgos, José María Arribas, ha informado de que los detenidos son en su mayoría ciudadanos de origen rumano y moldavo, aunque también figuran un dominicano y un español; entre ellos hay un menor de 17 años y ninguno supera los 33.

En la operación, denominada Belorum, los agentes se han incautado de 35 plantas de marihuana que se encontraban en un laboratorio para el tratamiento y distribución de esta droga y se ha recuperado numeroso material robado, en su mayoría en pequeñas localidades o zonas alejadas de los casos urbanos donde operaban los ladrones.

El sargento Carlos Lacalle, que ha formado parte del operativo, ha explicado que los detenidos son “viejos conocidos”, que en su mayor parte contaban con varios antecedentes y cuya localización y detención ha sido más difícil de lo habitual porque, dada su experiencia, tomaban muchas precauciones, entre ellas, el cambio constante de vehículos y la selección de lugares difíciles de localizar para esconder los objetos robados y la droga.

De hecho, en los tres últimos meses, los integrantes de la banda han cambiado en once ocasiones de vehículos y también el lugar donde escondían el material robado, que repartían en el momento de su detención entre un almacén y varias viviendas.

Aunque se les imputan doce hechos delictivos, el sargento Lacalle ha apuntado la posibilidad de que se les pueda relacionar con algunos más a partir de la mercancía robada, que es muy variada, desde teléfonos móviles a televisores, ordenadores y herramientas, hasta objetos de decoración y hasta una cafetera.

Ha aclarado que no se les ha vinculado con ningún robo con violencia contra las personas, aunque se les ha ocupado un arma y el hecho de que también cultivaran marihuana, que al parecer dedicaban a la venta al menudeo, hace pensar en una diversificación de su actividad delictiva que es nueva en la zona.

Los integrantes de la banda actuaban habitualmente de noche y se desplazaban en dos vehículos para robar en objetivos de zonas rurales aisladas, tanto explotaciones agrarias como locales de hostelería y almacenes.

A uno de los detenidos se le ha situado en varias ocasiones en el entorno escolar en horarios de recreo y entradas y salidas, contactando con jóvenes escolares, por lo que se le ha vinculado con la venta de droga al menudeo.

Se le considera también responsable del laboratorio, en el que se han incautado 35 plantas verdes de marihuana, además de otras 33 vacías con restos secos.