Compartir

“Presento mi dimisión del puesto de vicepresidente y pido a Dios el altísimo que preserve nuestro querido Egipto de todo lo malo, y que cumpla las esperanzas y aspiraciones de pueblo”, explicó El Baradei en su misiva, a la que tuvo acceso Efe.