Compartir

En un fallo emitido por los magistrados de la CC el pasado 6 de agosto, que fue notificado el lunes a las partes y al cual tuvo acceso hoy Efe, se establece que los delitos de genocidio y crímenes de guerra que le son imputados a Ríos Montt “son imprescriptibles en Guatemala”, por lo cual no pueden ser objeto de amnistía.

Los abogados de Ríos Montt buscaban que el general, de 87 años, fuera favorecido por la Ley de Reconciliación Nacional, una amnistía decretada por el Congreso en 1996, la cual solo aplica a los delitos políticos cometidos por militares y guerrilleros en el marco de la guerra interna de 36 años que padeció el país.

De esa manera, los defensores del exjefe de Estado pretendían dejar sin efecto el proceso judicial que por genocidio y crímenes de lesa humanidad se sigue en su contra en los tribunales guatemaltecos por la muerte de 1.771 indígenas ixiles entre marzo de 1982 y agosto de 1983, período en el que gobernó de facto el país.

Según la resolución de la CC, el artículo 8 de la Ley de Reconciliación Nacional establece con claridad que a los delitos de genocidio y de lesa humanidad no se les puede aplicar una amnistía porque son imprescriptibles.

La CC también señaló que esos delitos ya estaban vigentes en la legislación nacional desde 1950, cuando Guatemala ratificó la Convención para la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio.

El recurso fue presentado ante la CC por los abogados Danilo Rodríguez y Marco Antonio Cornejo, en enero pasado, dos meses antes de que un Tribunal A de Alto Riesgo decidiera sentar en el banquillo de los acusados al exdictador y a su antiguo jefe de Inteligencia Militar, el general José Rodríguez.

El histórico juicio comenzó el 19 de marzo y concluyó el 10 de mayo, con una condena de 80 años de prisión en contra de Ríos Montt por los delitos de genocidio y deberes contra la humanidad.

Rodríguez, en cambio, fue absuelto por falta de pruebas en su contra.

Sin embargo, el 20 de mayo, la CC anuló parte del juicio, incluida la sentencia, debido a errores judiciales cometidos durante el proceso.

De esa cuenta, Ríos Montt y Rodríguez, que se encuentra en arresto domiciliario, deberán enfrentar de nuevo a la justicia.

El nuevo debate oral y público será celebrado por el Tribunal B de Mayor Riesgo debido a que el A se excusó por haber emitido ya una sentencia en ese caso.

El juicio, según las previsiones del Tribunal, podría reanudarse en abril del 2014.

La Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) pidió el jueves a la CC que mantenga la condena de 80 años contra Ríos Montt.

No obstante, el abogado Héctor Reyes, del Centro de Acción Legal para los Derechos Humanos (Caldh), aseguró a Efe que ello ya no es posible porque la resolución de la Corte que anuló el juicio ya se ejecutó y fue designado un nuevo Tribunal.