Compartir

Según el sumario que instruye el juzgado de instrucción número 5 de Molina de Segura (Murcia), la azada fue hallada en el registro policial del maletero de uno de los turismos de Juan Cuenca, exgerente del club Atlético Voleivol Murcia 2005 -donde jugaba Visser-, imputado y en prisión provisional por orden judicial por ese doble crimen.

Junto a esa herramienta fueron encontradas un par de zapatillas deportivas, cubiertas también de tierra, y otros aperos agrícolas, de los que también se tomaron huellas y muestras.

La policía ha acompañado estos restos de tierra de las muestras tomadas del huerto propiedad de Serafín de Alba -también en prisión provisional e imputado por estos asesinatos- en la pedanía murciana de Alquerías, donde el pasado 26 de mayo, 13 días después de la comisión del doble asesinato, fueron encontrados los cadáveres desmembrados.

Durante la inspección ocular se tomaron también huellas dactilares de una de las puertas de ese vehículo de Cuenca, así como del salpicadero y las ventanillas.

En el informe entregado en el juzgado que investiga los hechos figura también el resultado del registro que la Policía Nacional de Valencia, ciudad en la que fueron detenidos tanto Cuenca como Ion Valentin y Constantin Stan, de nacionalidad rumana y presuntos autores materiales de los crímenes.

Allí, se efectuó en un segundo vehículo del exgerente deportivo, aunque en este no fue hallado ningún objeto de aparente interés para la investigación.

Los laboratorios centrales de la unidad científica del Cuerpo Nacional de Policía en Madrid analizan también el ADN de dos colillas de cigarrillo recogidas por agentes de Murcia de la repisa de la chimenea de la casa de rural de Molina de Segura donde presuntamente fue asesinada la pareja holandesa.