Quantcast

Bloomberg arremete contra la juez y la sentencia sobre los cacheos policiales

“Se trata de una decisión peligrosa tomada por una juez que no sabe cómo funciona la policía”, afirmó Bloomberg en una rueda de prensa convocada tras conocer la sentencia, en la que advirtió que los delitos violentos pueden incrementarse.

“Mi primera responsabilidad es proteger la seguridad pública”, afirmó el alcalde, quien se mostró convencido de que esa práctica es legal.

En su resolución, la juez Shira Scheindlin dice que esas prácticas violan dos enmiendas de la Constitución de EE.UU.: la Cuarta, que protege a los ciudadanos contra búsquedas y requisas más allá de lo razonable por parte de las autoridades, y la Decimocuarta, que garantiza la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley.

Bloomberg recalcó que esta práctica sólo se realizaba a personas que respondían a descripciones de autores de delitos o si los agentes de policía veían en ellas una actitud sospechosa.

En su texto, de 195 páginas, la magistrada recuerda que entre enero de 2004 y junio de 2012 se produjeron 4,4 millones de episodios de este tipo, un 83 % de los cuales afectaron a negros e hispanos y en más de la mitad de las ocasiones la persona fue cacheada.

Pero la jueza destaca que un 88 % de las personas detenidas no fueron detenidas ni multadas y que en solo un 1,5 % de los registros se encontró un arma.

El jefe de la Policía, Raymond Kelly, rechazó en la misma rueda de prensa que haya un perfil racial en esta práctica y recordó que el 97 % de las víctimas de tiroteos en la ciudad durante el año pasado fueron negros e hispanos.

También recalcó que la mayor parte de los delitos violentos ocurren en zonas más pobres de la ciudad, que es en general donde viven estos grupos.

Kelly recordó que los delitos violentos han descendido progresivamente hasta niveles récord y, aunque esta caída se debe a muchos factores, el procedimiento de “parar y cachear” ha contribuido.

El responsable de la policía neoyorquina insistió en que esta práctica no supone fijarse en determinada personas por su raza: “El perfil racial está prohibido por la ley y por nuestras propias normas”, subrayó.

Comentarios de Facebook