Compartir

BUDAPEST (Reuters) – El ciudadano húngaro Laszlo Csatary, que iba a ser juzgado acusado de torturar a judíos y ayudar a enviarlos a Auschwitz durante la Segunda Guerra Mundial, ha muerto a los 98 años, informó el lunes su abogado.

Csatary, que siempre negó las acusaciones, murió de una neumonía en un hospital de Budapest, dijo a Reuters su abogado, Gabor Horvath.

El Centro Simon Wiesenthal, que se dedica a perseguir a los criminales de guerra nazis, lo nombró su sospechoso más buscado el año pasado.

En 1948 fue declarado culpable en ausencia de fustigar a judíos mientras fue comandante del campo de detención de Kosice, en el este de Eslovaquia, en 1944.

Durante décadas permaneció fugado, hasta que las autoridades húngaras lo detuvieron en Budapest en julio del año pasado. Se le prohibió que abandonara la ciudad y se le dijo que sería juzgado nuevamente.

Fue llevado ante un tribunal, pero el caso se suspendió mientras las autoridades revisaban la condena a cadena perpetua dictada en 1948. Los fiscales habían apelado esa suspensión cuando Csatary ha muerto.

La fiscalía le acusó de golpear habitualmente a los prisioneros judíos con un látigo y de colaborar en su deportación en Kosice, entonces en Hungría y ahora parte de Eslovaquia.

Unos 12.000 judíos fueron deportados de Kosice a varios campos de concentración, la mayoría de ellos a Auschwitz.