Compartir

Por este hecho también son procesados en España el exministro del Interior Carlos Vielmann; el exdirector de la Policía Nacional Civil (PNC) Erwin Sperissen, en Suiza; y el exsubdirector de investigación policial Javier Figueroa, en Austria.

El Tribunal B de Mayor Riesgo, presidido por la jueza Irma Valdés, encontró “suficientes elementos probatorios” sobre la participación de los condenados en la “ejecución extrajudicial” de diez reos, en operativos ilegales ordenados por las autoridades de Gobierno y ejecutados por miembros de las fuerzas de seguridad.

El primer hecho ocurrió en noviembre de 2005 en la cárcel de máxima seguridad El Infiernito, y las siete restantes el 25 de septiembre de 2006 dentro de la Granja Penal de Pavón.

El Tribunal aceptó como “válidas” las evidencias presentadas en el juicio por la Fiscalía y la CICIG en contra del exjefe de la Dirección de Investigación Criminal de la PNC, Víctor Soto Diéguez, a quien condenó a 33 años de prisión, por los delitos de ejecución extrajudicial de cuatro reos en Pavón y tres El Infiernito.

A los exfuncionarios del Ministerio del Interior Áxel Martínez Arriaza y Víctor Ramos Molina les fueron impuestas penas de 25 años de cárcel por el delito de ejecución extrajudicial continuada, y a Aldo Stefano Figueroa, hermano de Javier Figueroa, a quince años por el delito de tenencia ilegal de armas de fuego y municiones.

“Aunque Víctor Soto Diéguez no ejecutó a ninguno de los reos, cometió acciones propias del delito de ejecución extrajudicial. Usted pidió clemencia pero no la tuvo con las cuatro víctimas”, dijo la jueza Valdés durante la lectura de la sentencia.

“Es lamentable que solo usted, Víctor Soto, esté aquí. También debieron estar sus superiores, a quienes usted pudo decir que no. Esperamos que estos altos mandos también estén acá, donde está el señor Víctor Soto”, agregó la jueza.

Otras cuatro personas que fueron procesadas por este mismo hecho fueron absueltas debido a que el tribunal no encontró suficientes evidencias en contra de éstas.

El pasado 20 de junio, la Fiscalía de la Audiencia Nacional de España pidió al juez madrileño Javier Gómez Bermúdez que procese al exministro de Interior Carlos Vielmann, quien radica en ese país por poseer doble nacionalidad.

Por este mismo caso la justicia suiza tiene abierto un proceso penal en contra de Sperisen, quien vive en ese país a donde huyó para evitar la cárcel en Guatemala, en tanto que Javier Figueroa guarda prisión en Austria.

La CICIG sostiene que los exfuncionarios del Interior dirigieron e integraron un cuerpo clandestino de seguridad que se dedicó a realizar acciones de “limpieza social” en contra de reos y supuestos delincuentes considerados como “peligrosos”.