Compartir

“El tema de seguridad es bastante delicado, pero vamos a apoyar de acuerdo a la necesidad del Gobierno (de Honduras) con nuestros conocimientos”, dijo Bachar a periodistas.

Honduras vive una ola de violencia y delincuencia común que en 2012 dejó unos 10.441 muertos, según cifras de organismos nacionales.

Bachar reafirmó que su Gobierno apoyará a Honduras en la lucha para contrarrestar la violencia “de acuerdo a la necesidad y al pedido del Estado” hondureño.

“Tenemos conversaciones sobre este tema”, afirmó el diplomático israelí, quien este jueves presentó al presidente de Honduras, Porfirio Lobo, sus cartas credenciales.

Honduras figura entre los países que tienen los índices de violencia más altos del mundo, con 92 homicidios por cada 100.000 habitantes en 2011, según las Naciones Unidas.