Compartir

Según ha informado la Dirección General de la Policía en un comunicado, la madre era obligada mediante vejaciones, coacciones, agresiones físicas y sexuales a ejercer la prostitución, y tuvo que permanecer ingresada 24 horas en un hospital debido a las lesiones que sus captores le habrían causado.

En un descuido de sus controladores, esta mujer consiguió escapar y llegar hasta una de las comisarías de la Policía Nacional en Valencia, donde agentes especializados en la lucha contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual la atendieron.

En la misma operación han sido liberadas otras cinco mujeres de entre 18 y 38 años que ejercían la prostitución en la vía pública de Catarroja (Valencia).

Los agentes de los GOES que entraron en la vivienda de los detenidos hallaron al menor encerrado en solitario en una pequeña habitación sin ventilación y con escasa higiene.

Tres integrantes de la organización han sido detenidos y el líder de la misma ha sido imputado tras su huida a su país de origen, Rumanía, han informado las mismas fuentes.