Compartir

Los Rastrojos exigieron el domingo en una misiva “el levantamiento de cualquier actividad de alteración del orden social como paros o manifestaciones”, que han cundido en el último mes y medio en el país, y declaran “como hora cero el próximo 7 de agosto de 2013 a las 00.00 horas”.

A partir de esa hora, iniciarán, según la carta, “la limpieza de escorias y sabandijas 'sindiguerrilleras' que atentan contra la estabilidad y el orden de las regiones”, por lo que se reservaría “su derecho” de continuar “en la lucha por un país libre de plagas”.

La FSM constata que las amenazas se concretan, con nombres y apellidos, contra los delegados de los sindicatos Sintramienergetica y Funtraenergetica en la negociación con la minera Drummond, cuyos trabajadores están en huelga indefinida desde el 23 de julio.

“En el caso de los negociadores de Drummond (…) buscan amedrentar y desesperar a los dirigentes sindicales y a sus familias para que no luchen por sus reivindicaciones más sentidas, tanto económicas como políticas a favor de los trabajadores”, reza el comunicado de la FSM.

Es por eso que la Federación exige al Gobierno “garantías para que la protesta obrera y sindical se respete y no sea agredida militarmente tanto por las fuerzas del Estado como paraestatales”.

En la misiva de Los Rastrojos, la banda afirma haber hecho un “exhaustivo proceso de inteligencia acompañados de infiltraciones” en organizaciones que a su juicio hacen “lavados de conciencia” a favor de las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Los firmantes, que se identificaron como los “comandos urbanos nacionales de Los Rastrojos” declararon “enemigos y objetivo militar permanente” a 25 líderes de los sindicatos mineros, petroquímicos, metalúrgicos, de agrocombustibles, ferroviarios y de transporte Sintramienergética, Funtraenergética y Sintraime.

También declara “objetivo militar y enemigos permanentes del país” a los “ideólogos con sotana de abogados, senadores y representantes” de los insurgentes.