Compartir

El jurado, compuesto por siete hombres, se retiró a una sala privada para responder a un largo cuestionario, con cerca de 7.300 preguntas, y decidir la culpabilidad o inocencia de los 25 policías a los que, en esta fase, se acusa de 54 asesinatos, según informó el Tribunal de Justicia de Sao Paulo.

Una vez que se conozca el veredicto, el juez Rodrigo Tellini de Aguirre Camargo anunciará las sentencias, lo que ocurrirá previsiblemente este sábado.

La acusación retiró ayer los cargos por 21 de los homicidios, del total de 73 muertes que se atribuía al grupo de reos que es juzgado en esta etapa.

Parte de esos 21 asesinatos ocurrieron en otras alas del presidio y cuatro de ellas fueron por arma blanca, con lo que la fiscalía las atribuyó hoy a la reyerta entre presos que precedió y motivó la ofensiva policial.

La abogada de defensa Ieda Ribeiro de Souza cuestionó que “ni la fiscalía tiene certeza” del número de muertos que se pueden achacar a la ofensiva de los policías que son acusados hoy.

La letrada también puso en tela de juicio la calidad y precisión de los análisis forenses de la época, lo que según ella hace imposible atribuir responsabilidades individuales por los crímenes.

Al final de su exposición, la acusación proyectó para los jurados unos minutos del galardonado filme “Carandirú”, del director argentino Héctor Babenco, que relata la masacre.

La película es “una libertad poética muy bonita”, según afirmó en su réplica la abogada defensora.