Compartir

Durante una reunión privada con autoridades hondureñas, la misión de la CIDH, encabezada por el relator para los derechos de los presos, Rodrigo Escobar Gil, presentó “un informe sobre la situación de Derechos Humanos de las personas privadas de libertad en Honduras”, dijo a Efe la directora de prensa de la Comisión, María Isabel Rivero.

La comitiva de la organización internacional, que llegó el miércoles a Tegucigalpa, se reunió en la Cancillería hondureña con autoridades del Ministerio de Seguridad, de Justicia y Derechos Humanos, del Interior y Población, de la Procuraduría General y la Comisión de Transición de las 24 prisiones del país centroamericano.

Rivero señaló que el documento contiene un análisis sobre la situación de los Derechos Humanos de los presos y del incendio del 14 de febrero de 2012 en el penal de Comayagua, unos 80 kilómetros al norte de Tegucigalpa, donde murieron 360 presos y una mujer que visitaba a su marido.

En las cárceles hondureñas, según un diagnóstico presentado en abril de 2012 por la CIDH, impera la sobrepoblación y el hacinamiento, las condiciones de higiene y salubridad son deplorables, y carecen de asistencia médica adecuada, de programas de estudio y trabajo.

La agenda de la misión internacional, que permanecerá en Honduras hasta el próximo sábado, incluye también reuniones con diputados del Parlamento hondureño, familiares de las víctimas del incendio de la cárcel de Comayagua y miembros de la sociedad civil.

Los enviados de la CIDH entregarán este viernes al Ejecutivo el documento sobre la situación de las prisiones en Honduras, y brindarán una rueda de prensa al término de su visita, apuntó la fuente.