Quantcast

Canarias, el destino de los 500 kilos de cocaína valorados en 135 millones

El inspector jefe de la Udyco en Las Palmas Manuel Curbelo, la Delegada del Gobierno en Canarias, María del Carmen Hernández Bento, la responsable de la Agencia Tributaria en las islas, Carmen Guillén, y altos cargos policiales de las islas han facilitado hoy detalles de la operación, que sigue abierta pero bajo secreto de sumario, y en la que se han detenido a cinco personas hasta el momento.

El único tripulante del velero “Maid of Orleans”, un “viejo lobo de mar” de más de 50 años y americano; dos canarios que han sido detenidos en Gran Canaria, donde también se arrestó a un irlandés; y una australiana localizada en Tenerife componen las detenciones practicadas hasta el momento, ya que hay dictadas cuatro órdenes internacionales de detención.

Según ha explicado Curbelo, que ha sido el responsable policial de la operación, se cree que la droga procede de Colombia, si bien fue conducida a Brasil para después trasladarla a Cabo Verde y, desde allí a Canarias, adonde llegaría mediante su traslado en las otras dos embarcaciones intervenidas en las islas.

Se trata de un velero localizado en Gran Canaria y una goleta en Tenerife denominada “Lagaren”, que ha dado nombre a la intervención sobre la que estaba previsto que informara el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, pero que por problemas de agenda no se ha podido desplazar a las islas, según Hernández.

Curbelo ha dicho que se investiga aún a otras personas implicadas en la operación llevada a cabo por la Udyco en el archipiélago en colaboración con la Agencia Tributaria, que se ha saldado con la intervención de un auténtico “arsenal” de armas oculto en una antigua máquina de música hallada en la goleta.

También se han intervenido 40.000 euros en metálico, vehículos de alta gama, terminales de telecomunicaciones vía satélite, 2,6 kilos de joyas y varios lingotes de oro -valorados en 135.000 euros-, que se cree que proceden de la fundición de otras piezas, ha indicado Curbelo, quien ha precisado que se investiga si han sido robadas, así como su procedencia.

Curbelo ha señalado que con los 500 kilos de cocaína se podían obtener 8,4 millones de dosis, ha valorado su precio de venta en el mercado en 135 millones de euros y ha detallado que estaban distribuidos en paquetes de un kilo y ocultos en un doble fondo del velero.

Guillén ha explicado que el asalto al velero se hizo de madrugada y en una zodiac que, “sin luces ni comunicación” y con olas de tres y cuatro metros, empleó una hora de navegación hasta localizar al velero, que estaba en malas condiciones y sufría una vía de agua, lo que retrasó en siete días el regreso del “Petrel” a Las Palmas de Gran Canaria.

Comentarios de Facebook