Compartir

Los hechos ocurrieron a las 11.30 horas en el número 3 de la calle Ángel López del Castillo, en Arteixo, cuando el hombre, de 62 años, se disparó cuando se iba a proceder al desahucio de la vivienda, de la que presuntamente adeudaba varios pagos del alquiler.

El incidente se produjo en la puerta de la vivienda donde se encontraban la comitiva judicial que iba a notificarle que debía abandonar el piso, en ejecución de una sentencia judicial.

La orden de desahucio le había sido comunicada con anterioridad pero el hombre solicitó unos días más para retirar sus enseres.

El hombre fue trasladado inmediatamente al Complejo Hospital Universitario de A Coruña (CHUAC) en una ambulancia medicalizada e ingresado posteriormente en la unidad de cuidados intensivos con una herida de bala en la cabeza y pronóstico “muy grave”.

Desde entonces ha permanecido ingresado hasta que en la tarde de ayer falleció a causa de las heridas.