Compartir

La colisión frontal de dos trenes tuvo lugar hacia las 19.00 hora local (17.00 GMT) del lunes 29 de agosto en la localidad suiza de Granges-près-Marnand, en el cantón de Vaud, cuando un tren proveniente de Payerna arrancó antes de tiempo y chocó con otro que legaba de Lausana.

Tras el accidente, los bomberos trabajaron para liberar al maquinista, que finalmente fue encontrado sin vida, y otras personas que pudiesen haber quedado atrapadas en el interior de la cabina del tren de Lausana, destrozada tras la colisión.

Fuentes policiales confirmaron hoy que no había ninguna otra persona en el interior, hipótesis que ayer no descartaba el portavoz de la Policía cantonal de Vaud, Jean-Christophe Sauterel.

Por otro lado, sólo queda en el hospital una de las 26 víctimas registradas tras el choque y su vida no corre peligro.

El maquinista del tren procedente de Payerna se encuentra actualmente dado de baja y con apoyo psicológico, según informó el portavoz de la empresa ferroviaria suiza CFF, Frédéric Revaz.

Los trenes circulan de nuevo con normalidad por la línea Lausana-Payerna.