Compartir

En el escrito, al que ha tenido acceso Efe, solicita con carácter principal que “se ordene la inscripción en el Registro Civil el fallecimiento de los menores Ruth y José Bretón Ortiz” y se le entreguen los restos para proceder a su enterramiento y con carácter subsidiario a que se constituya como depositaria de los mismos a la Policía Nacional.

Ambas peticiones están basadas en “razones de humanidad” y además “son perfectamente compatibles con las eventualidades que puedan surgir en el desarrollo y resolución de los recursos que pueda interponer la dirección jurídica de José Bretón” contra la sentencia de la Sección Tercera de la Audiencia Cordobesa que lo condena a 40 años por dos delitos de asesinato.

Con relación a la expedición de la autorización de inscripción de fallecimiento para proceder al enterramiento de los restos óseos, se indica en el escrito que la Ley de Registro Civil “no exige como requisito sine qua non la firmeza de la resolución judicial, puesto que admite la orden judicial, sin que a esta orden se le exija ningún requisito de firmeza”.

Únicamente, indica Carrero, “se exige la falta de duda sobre el fallecimiento o certeza que excluya cualquier duda racional” y, a tenor de propia sentencia, “es evidente que esa duda racional no la tienen ni los miembros del jurado ni el presidente del tribunal del jurado, que en la redacción de la sentencia ha dejado reflejada su especial sensibilidad sobre este tema”.

Por último, apela al “sentido común y de humanidad” que deben presidir estas situaciones “extremas”, y tener en cuenta “el grado de sufrimiento” que su representada lleva acumulado, pues “incluso en las pérdidas de seres queridos hay diferencias de sufrimiento en función de las circunstancias que concurran”, y el presente caso “parece estar proyectado por el mismo Diablo”.