Compartir

El artefacto explosivo, de fabricación casera, detonó a media noche del viernes cuando más de 100 comensales disfrutaban de la velada en uno de los más populares restaurantes del puerto de la localidad de Cagayan de Oro, en la isla de Mindanao.

Entre las víctimas mortales se encuentra el político Roldan Lagbas, miembro del ejecutivo provincial, indicó a los medios Graciano Mijares, jefe de la policía de Cagayan de Oro.

Las autoridades también informaron de que 28 personas han resultado heridas, al menos dos en condición crítica, entre ellas varios representantes de una compañía farmacéutica que estaban celebrando una cena de empresa en el local.

La Policía se encuentra investigado las posibles causas del ataque, sin descartar que se trate de un ajuste de cuentas o un ataque de una facción de terroristas islamistas en esta isla de mayoría musulmana dentro del país católico.

La creación de un estado islámico en el sur de Filipinas ha sido el principal objetivo de varios grupos musulmanes, incluido el Frente Moro de Liberación Islámica (FMLI).

Entre 100.000 y 150.000 personas, al menos un 20 % de ellas civiles, han muerto en cuatro décadas de conflicto separatista en el sur de Filipinas, que además ha paralizado el desarrollo de una región rica en recursos naturales y ha empobrecido a la población.

El FMLI, fundado formalmente en 1984 y que actualmente dispone de unos 12.000 combatientes, y el Gobierno del presidente Benigno Aquino firmaron el pasado mes de octubre un acuerdo preliminar para sellar la paz, que se espera de manera definitiva en 2016.