Compartir

Luis Manuel Rodríguez Vallejo, de 44 años, que falleció ayer en Santiago después de haber estado ingresado en estado crítico tras el accidente que ha costado la vida a 78 personas, ha sido el primero de los seis castellanomanchegos fallecidos en el accidente que han recibido sepultura.

Han acompañado a la familia, entre ellos su esposa, padres e hijos, que se encontraban visiblemente afectados, y a un gran número de amigos, entre otros, el alcalde de la ciudad, Gonzalo Lago, junto a varios miembros de su equipo de Gobierno, y la senadora del Partido Popular Carmen Riolobos.

El sacerdote que ha oficiado la misa en el tanatorio 'Hermanos Agüero' de la Ciudad Cerámica ha destacado, durante el responso, que Luis Manuel fue “un hermano ejemplar”, cuya vida se ha visto truncada por este “fatídico accidente”.

Asimismo, ha señalado que en estos momentos tan duros para la familia “es difícil encontrar consuelo si no es a través de la fe”. EFE

1011338