miércoles, 12 agosto 2020 8:28

Interceptan en la capital de Kenia una carga de explosivos dirigida a Mombasa

Los agentes se apoderaron de cerca de 400 piezas de explosivo, ocultas en dos cajas de cartón, durante una parada que el autobús realizó en River Road, una calle céntrica de la capital, según recogen varios medios kenianos.

Al parecer, los explosivos procedían de Tanzania y viajaban dentro de dos cajas que aparentemente contenían libros de texto.

Las cajas transportaban en realidad 400 cartuchos con un tipo de mezcla explosiva utilizada para realizar voladuras por empresas mineras y constructoras.

El jefe de la Central de Policía, Patrick Oduma, indicó que se ha iniciado la búsqueda del sospechoso, que logró huir de los agentes aunque ha sido localizado por su teléfono móvil.

Desde que en octubre de 2011 el Ejército de Kenia entró en Somalia por una oleada de secuestros en suelo keniano que atribuyó a Al Shabab, el país está bajo amenaza terrorista y ha sufrido numerosos ataques con granada, algunos de ellos vinculados por la Policía a simpatizantes de los islamistas.

La milicia, que en 2012 anunció su adhesión formal a la red terrorista Al Qaeda, controla amplias zonas del centro y el sur del Somalia, donde el Gobierno somalí aún no ha logrado imponer su autoridad.

Las tropas de la Misión de la Unión Africana (AMISOM), el Ejército somalí, las fuerzas etíopes y milicias progubernamentales combaten a los islamistas, que tratan de instaurar un Estado islámico de corte wahabí en el país.

Somalia vive en un estado de guerra civil y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré, lo que dejó al país sin un Gobierno efectivo y en manos de milicias islamistas, señores de la guerra y bandas de delincuentes armados.

Artículos similares