Compartir

Núñez ha defendido la remodelación en el cuerpo de Policía Municipal y ha señalado que ya se habían empezado a acometer “una serie de cambios” hace meses, respondiendo a las “necesidades” y “exigencias” de la sociedad madrileña.

“Hay una nueva realidad, y los servicios tienen que adaptarse”, ha explicado el delegado, quien confía en que esta remodelación suponga una “mejora” en la coordinación de todos los servicios con el Ayuntamiento, para “lograr que todos se desarrollen con mejores garantías”.

Pese a ello, Núñez ha manifestado que “se mantiene intacta en la parte esencial” el cuerpo, y que se respetan las partes del antiguo plan “que sí funcionan”, como la estructura organizativa territorial por municipios.

Núñez ha dicho que hay cargos de la Policía Municipal que llevaban “demasiado tiempo en determinadas responsabilidades”, por lo que podían haber cogido “hábitos, afortunados o no”, mientras que lo que importantes es que “los mandos del cuerpo se enriquezcan a sí mismos”, ha agregado.

Después de estas reformas, “no va a haber nuevos cambios de estructuras, en principio”, ha aseverado Núñez, aunque sí habrá “más áreas en el punto de vista de ascensos y descensos”.

El portavoz de UPyD, Jaime Berenguer, ha exigido que el Gobierno explique estos cambios en el cuerpo de policía porque “no son menores, son un cambio de filosofía”, y ha hecho hincapié en la necesidad de conocer los “criterios” que se han utilizado para llevar a cabo un procedimiento “de esta magnitud”.

Berenguer ha considerado que esta reforma “responde a algo que no funcionaba” y que da la razón al discurso que ha hecho la oposición “en cosas que pasaron”, como la tragedia del Madrid Arena o del Madrid Río.

Por su parte, el portavoz de IU, Ángel Lara, ha coincidido en exigir al Gobierno una “explicación” del proyecto y ha dicho que es “sorprendente y sospechoso” que Núñez “no toque al inspector jefe de Policía Municipal”; tras lo que ha opinado que su cese supondría que el Gobierno le da “cierta responsabilidad” en casos pasados.

El portavoz de IU ha dicho que espera que, al contrario de como ha sucedido ahora, el Gobierno organice una “convocatoria inmediata y urgente” para cubrir los puestos.

Por último, Lara ha opinado que mover a los policías “de un puesto a otro no es sinónimo de libre albedrío”, sino que tiene que haber un procedimiento detrás, del que piden que se les informe.

El portavoz del PSOE, Luis Llorente, se ha preguntado, como el resto de la oposición, en qué fase se encuentra el proceso, y ha denunciado que los cambios de cargos “no se ha hecho por méritos y por capacidades” y que no se haya cambiado “al máximo responsable”.

El delegado de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Enrique Núñez, ha reiterado que estas medidas buscan “mejorar los beneficios de los ciudadanos”, y ha subrayado su intención de implantar un modelo por el que los policías “opten a un ascenso” en las mismas condiciones de cualquier funcionario.

Núñez ha dicho que “tiene un plan B” para que su planteamiento se cumpla, aunque ello suponga “tensiones internas”, que él “asume”, ha aseverado.

El delegado anunció, el pasado 26 de junio, cambios en la escala técnica de la Policía Municipal, que contará con un Comité de Coordinación Operativa, una Subinspección de Coordinación y Actos Públicos y una Unidad de Coordinación e Investigación Judicial.