Compartir

MADRID (Reuters) – El Consejo de Ministros aprobó el viernes la reforma que elimina la excepcionalidad de la custodia compartida de los hijos de parejas anuladas, separadas o divorciadas en España, y que dará al juez la última palabra incluso en contra de la voluntad de los padres.

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, justificó el anteproyecto de ley sobre el ejercicio de la corresponsabilidad parental porque “había una distancia entre la realidad y la ley”, que de forma general concedía hasta ahora la guardia y custodia a la madre.

No obstante, el cambio no significa que la custodia compartida se convertirá en un régimen preferente o general, dijo el ministro.

“Será el juez en cada caso, y siempre en interés del menor, el que decida cuál tiene que ser la situación”, dijo Gallardón en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

“Tampoco implica que los hijos deban residir en tiempos alternos con los padres”, añadió.

La reforma también determinará el uso de la vivienda familiar, que podrá atribuirse al progenitor que no tenga la custodia pero carezca de medios.

También se reconocen los derechos de los hijos a tener relación con hermanos u otros familiares, no sólo con los abuelos.

Asimismo, el proyecto somete a una profunda revisión las cargas familiares de los padres – que se clasificarán en gastos ordinarios, extraordinarios y voluntarios – y no tendrá límite de edad siempre y cuando los hijos no tengan independencia económica, no hayan finalizado la formación o no tengan empleo.

El titular de Justicia anunció, por otra parte, que la esperada y polémica reforma de la ley del aborto se aprobará en los próximos tres meses.