Compartir

Fuentes del caso han informado a Efe de que el cambio de criterio se ha producido porque uno de los delitos que se imputan a Mellet es el de prevaricación, que no puede ser enjuiciado por un jurado, junto al de malversación de caudales públicos que sí es de su competencia.

Esta es la quinta causa judicial abierta contra Mellet, que fue condenado a 21 meses de inhabilitación por pedir 450.000 euros en comisiones ilegales como condición para adjudicar la Escuela de Hostelería de Mercasevilla y está imputado en las causas por el presunto delito societario en el mercado, por la venta supuestamente fraudulenta de los terrenos y por el ERE de la lonja.

Mellet fue denunciado por los actuales titulares de Mercasevilla, con mayoría municipal del PP, por adjudicar el 17 de febrero de 2004 la concesión administrativa de la escuela infantil de Mercasevilla “sin tener competencias delegadas para ello, sin seguir procedimiento alguno y sin respeto a los principios de publicidad y concurrencia”.

El adjudicatario fue Gestión Mohefa S.A., que abonó a Mercasevilla 24.000 euros y a la que Mellet no informó de que “en breves fechas iba a tener lugar una reunión de la Comisión Ejecutiva de Mercasevilla que podría no externalizar la gestión de la guardería infantil”, según la denuncia.

Además, no informó del contrato que firmó a los órganos societarios de Mercasevilla, reunidos el 8 de marzo de 2004, e incluso mantuvo que “estaba pendiente de adjudicar la concesión de la gestión de la guardería”.

El pasado 27 de junio, el juez de instrucción 7 de Sevilla acordó abrir juicio con jurado contra Mellet y le convocó a la comparecencia prevista en la Ley del Jurado, pero ahora ha aceptado el recurso del fiscal y ha reconducido la causa según el procedimiento ordinario, han precisado las fuentes.

La Fiscalía de Sevilla había pedido además que esta causa se instruyese por separado de las que investiga el juzgado número 6 por otras presuntas irregularidades en el mercado central sevillano.

Si bien ambas diligencias se refieren a “una misma gestión administrativa de una empresa pública”, la adjudicación de la guardería “nada tiene que ver” con los procesos del juzgado de instrucción 6, por lo que unificar ambas causas supondría “una grave inseguridad jurídica” para el imputado, al ampliar los plazos de instrucción, según la Fiscalía.