Compartir

Así, el diputado de CiU Jordi Jané ha afirmado en el Congreso que “se requiere” una “explicación” del propio presidente del TC para aclarar si se ha incurrido o no en una incompatibilidad prevista en la ley, que prohíbe simultanear la condición de magistrado del Constitucional con la de militante en un partido político.

“En todo caso tampoco debemos prejuzgar nada, simplemente debemos pedir una explicación de hasta qué punto se ha dado o no esa incompatibilidad, y a partir de esa explicación cada grupo y los propios medios de control de incompatibilidades darían la respuesta adecuada”, ha indicado.

En esa misma línea, el diputado del PNV Emilio Olabarria ha querido ser prudente hasta haya pruebas “fehacientes” y, aunque ha añadido que “si las pruebas confirman que esto ha sucedido sería difícil sostener a esta persona como presidente” del TC, ha insistido también en que se tendrá que probar su afiliación.

Olabarria cree que los elementos probatorios deben esclarecerse en sede judicial y que debe ser el pleno del TC el que se pronuncie y decida lo que considere pertinente.

Desde UPyD, el diputado Carlos Martínez Gorriarán ha avanzado que pedirán explicaciones “con toda seguridad”, aunque no quieren precipitarse hasta que se sepa “qué hay de cierto”

Tanto Gorriarán como Olabarria han puesto también de manifiesto el riesgo de “politización” que supone el sistema de elección de magistrados del Constitucional.

Para el diputado del grupo vasco, un órgano como el TC, en el que cuatro magistrados son designados por el Congreso, cuatro por el Senado, dos por el CGPJ y dos más por el Gobierno, “puede ser proclive a la politización”.

Lo mismo piensa Martínez Gorriarán que, en nombre de UPyD, ha reiterado que el TC actúa como una “delegación de los partidos políticos”, que nombran a los magistrados, y que eso es lo que hay que evitar.

De ser cierta la militancia en el PP de Pérez de los Cobos, Gorrirán cree que sería “terminantemente grave”, pero “nada inesperado ni extraño”, ya que estaríamos ante la “consecuencia de que el TC lleva muchos años colonizado por el PP y el PSOE”.

Jané, por su parte, ha insistido en que lo que la ley prohíbe es ser magistrado y a la vez ser militante de un partido político, por lo que debe aclarar Pérez de los Cobos si cuando entró a formar parte del TC mantenía su afiliación al PP.

“Lo que no exige la ley es que la persona que accede al cargo de magistrado antes no pudiera haber militado en una formación política. Uno puede ser un jurista reconocido prestigio y tener una determinada afinidad a una ideología política y eso no está prohibido”, ha concluido.