Compartir

Según ha concretado el departamento vasco de Seguridad, momentos antes de las 8.00 horas el servicio de emergencias SOS Deiak ha recibido la llamada de un particular alertando de que un hombre había subido a la citada grúa, instalada en unas obras del Paseo de Mons, en el barrio donostiarra de Intxaurrondo.

El hombre, de 64 años, permanecía sentado en el contrapeso de la maquina y amenazaba con tirarse, por lo que al lugar se han desplazado varias dotaciones de la Ertzaintza, los bomberos y la Policía Municipal, que ha regulado el tráfico en la zona.

Junto a la grúa se han reunido asimismo miembros de los Servicios Sociales además de varios funcionarios de prisiones de la confianza del hombre, quienes, casi cuatro horas después, le han convencido para que depusiera su actitud y descendiera por su propio pie.