Quantcast

Un juez debe decidir si descarta la peor acusación en el caso WikiLeaks

FORT MEADE, EEUU (Reuters) – Un juez militar encargado del caso contra el soldado acusado de la mayor filtración de material clasificado en la historia de Estados Unidos escuchó el lunes argumentos sobre dos propuestas de la defensa que podrían resultar en que la peor acusación en su contra, colaboración con el enemigo, sea descartada.

Bradley Manning, de 25 años, está acusado de dar a conocer más de 700.000 documentos clasificados, vídeos y cables del Departamento de Estado a la página web WikiLeaks.

Manning, quien trabajó como analista de inteligencia en Irak entre 2009 y 2010, podría afrontar una pena de cadena perpetua sin fianza si es condenado por colaborar con el enemigo, el más serio de los 21 cargos a los que se enfrenta.

El abogado defensor David Coombs dijo ante la jueza, coronel Denise Lind, que Manning era culpable de negligencia pero no de “propósito malicioso general” o de tener conocimiento de que la información iba a llegar al enemigo.

“Su propósito fue dar a conocer la información para generar una reforma, generar un debate”, dijo Coombs a la corte.

La fiscalía remarcó el entrenamiento de Manning como funcionario de inteligencia como prueba de que debía saber que la información filtrada podría llegar a manos enemigas.

“Él sabía exactamente lo que estaba haciendo al dar a conocer esta información”, dijo el abogado de la acusación, el capitán Angel Overgaard.

La defensa pide que el juez desestime el cargo más importante, de que sobrepasó de forma consciente el acceso autorizado, por la que afrontaría una pena de 10 años si es hallado culpable.

/Por Medina Roshan/

Comentarios de Facebook