Compartir

Rodríguez ha manifestado a Efe que “cualquier instrucción tiene que ser rápida” y terminar cuanto antes y ha añadido que en España se está acostumbrado a “instrucciones 'sine die'”.

En este caso debe haber “responsabilidades políticas y jurídicas” y se tiene que devolver “hasta el último céntimo de los recursos públicos que han sido ilícitamente sustraídos”.

Los ERE fraudulentos constituyen un “episodio absolutamente reprobable”, según el consejero, que ha exigido que se depuren responsabilidades “desde la lógica y la coherencia” y hasta “el último cargo y el último céntimo”.

La investigación por los ERE irregulares en Andalucía, que tuvo su origen en el caso de Mercasevilla, por el fraude en el otorgamiento de ayudas sociolaborales acumula un centenar de imputados, de los que una veintena son altos o ex altos cargos de la Junta.

Entre los imputados figuran la exministra y exconsejera de Hacienda Magdalena Álvarez y el exconsejero de Empleo Antonio Fernández, además del viceconsejero de la Presidencia, Antonio Lozano, y cinco exviceconsejeros: Agustín Barberá y Justo Mañas, de Empleo; José Salgueiro, de Economía y Hacienda; y Gonzalo Suárez y Jesús María Rodríguez, de Innovación.