Compartir

El ayuntamiento de Lac-Mégantic, en la provincia de Québec, pidió, no obstante, a los vecinos que no acudan en gran número, dadas las circunstancias.

Las autoridades declararon el jueves el estado de emergencia en la pequeña población, de unos 6.000 habitantes, situada a 250 kilómetros al este de Montreal y recordaron que sus infraestructuras no pueden acomodar a grandes multitudes.

Las familias y amigos de los desaparecidos en el accidente tienen previsto congregarse en la escuela de Lac-Mégantic a la 1.15 del sábado (5.15 GMT), el momento en que un tren compuesto por cinco locomotoras y 72 vagones cisterna con petróleo, descarriló en el centro de la ciudad.

Tras el descarrilamiento, varios vagones explotaron en llamas que arrasaron a una treintena de casas y edificios en un amplio radio.

La Policía Provincial de Québec (PPQ) detallaba el jueves que cinco días después del accidente sólo había podido recuperar 24 cadáveres de las 50 personas que están desaparecidas desde el momento del accidente.

Sólo una persona ha sido oficialmente identificada hasta el momento.

Muchos familiares temen que nunca se puedan recuperar los restos de sus allegados porque la intensidad del incendio, que ardió durante varios días consumió totalmente sus cuerpos.

Además de la vigilia de Lac-Mégantic, otras localidades de Québec tienen programados actos en recuerdo de las víctimas del accidente.

Hasta el momento, las autoridades canadienses no han explicado las causas del accidente.

Pero el miércoles, el presidente de la empresa propietaria de Montreal, Maine & Atlantic Railway, el ferrocarril responsable del convoy, Edward Burkhardt, responsabilizó a Tom Harding, maquinista del tren, de la tragedia.

Burkhardt dijo que, en su opinión, Harding no aplicó todos los frenos de mano necesarios cuando abandonó el convoy de noche y se retiró a un hotel a dormir.

Pero Burkhardt ha sido criticado por las autoridades de Québec por la respuesta de su compañía a la tragedia. Con anterioridad, Burkhardt también había acusado a un equipo de bomberos locales del accidente aunque posteriormente se retractó de sus declaraciones.