Compartir

El Consejo de Gabinete avaló el proyecto de ley que agrega un artículo al Código Judicial y otro al Código Procesal Penal sobre el lugar de cumplimiento hacia donde se trasladan los imputados de un delito cuando sea detención preventiva y autorizó al ministro de Seguridad Pública, José Raúl Mulino, para presentarlo ante el Parlamento.

En ambos casos se permitirá que la detención preventiva o el traslado provisional de detenidos se haga a un lugar distinto de donde se cometió el delito “cuando se trata de Delitos contra la Seguridad Colectiva; Delitos contra la Humanidad, Blanqueo de Capitales, Delitos contra la Trata de Personas, Tráfico Ilícito de Migrantes y Delitos Conexos”.

El fiscal auxiliar de Panamá, Marcelino Aguilar, explicó que la iniciativa busca neutralizar a los delincuentes que desde la cárcel continúan cometiendo fechorías y planificando hechos delictivos.

“Es una manera de control sobre jefes de pandillas o personas de alto perfil vinculados, por ejemplo, al narcotráfico, blanqueo de capitales, respetando sus derechos humanos”, acotó Aguilar ante el Consejo de Gabinete.