Compartir

Un joven madrileño de 19 años ha muerto esta
madrugada en el hospital Santa Lucía de Cartagena al que fue trasladado
tras caer de una altura de 30 metros en cala Botella cuando se
encontraba con unos amigos haciéndose unas fotos, ha informado a EFE un
portavoz del centro de coordinación de emergencias.

Fueron los amigos del joven los que llamaron al 112 a las 21 horas, con lo que acudieron al lugar efectivos de varios servicios de socorristas así como de emergencias del Servicio Murciano de Salud, quienes estabilizaron al accidentado.

El joven fue trasladado por mar en una embarcación de Protección Civil Cartagena al puerto de Cabo de Palos, ya que el rescate era imposible realizarlo por tierra.

Una Unidad Móvil de Emergencias iba a trasladarlo al hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia, si bien se decidió hacerlo al Santa Lucía de Cartagena, que se encontraba más próximo, debido a la gravedad de las heridas tras precipitarse por un acantilado de 30 metros de altura.