Compartir

Por el Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid comparecerán a partir de este lunes y hasta el 25 de julio una decena de personas en calidad de testigos, algunos de ellos jóvenes que asistieron a la fiesta de Halloween celebrada en el Madrid Arena del pasado 1 de noviembre.

Mañana, sin embargo, declararán ante el magistrado los técnicos Armando Yagüe y Juan Antonio Fuentes, compañeros de José Ruiz Ayuso, el jefe de operaciones de la empresa municipal propietaria del pabellón, Madrid Espacios y Congresos (Madridec) y que está imputado en el caso.

Ayuso, que declaró el pasado 9 de abril, manifestó al juez que esa noche, antes de la celebración de la fiesta avisó a un superior inmediato, el coordinador de Proyectos de Madridec, Francisco del Amo, de que había detectado una serie de defectos en la pista central del Madrid Arena y de que había más barras de las previstas que impedían el acceso a los vomitorios.

Será el jueves, día 11, cuando Belén Sastre y Carmen Rodríguez Romero, dos amigas de una de las víctimas acudan al juzgado a prestar testimonio al encontrarse en el pasillo donde se produjo el tapón humano.

De hecho, una de ellas tuvo que ser auxiliada, como otra joven Sandra Regidor, quien prestará declaración ante el juez el viernes después de que también lo haga Francisco Javier Castro, agente de Policía municipal que participó en el dispositivo la madrugada del 1 de noviembre.

El día 18 acudirá al juzgado Emilio Belliard, directivo de la empresa de seguridad Kontrol 34 y Elena Rodríguez Manzaneque, empleada de Madridec, mientras que el día 23 el juez Palop reanudará las declaraciones de testigos de la tragedia y citará a una de las jóvenes heridas y otro asistente a la fiesta que trasladó a una de las víctimas hasta la enfermería.

Palop también tomará declaración a otros tres policías los días 24 y 25, entre ellos al subinspector municipal, Emilio Rodríguez Corral a quien un inspector comunicó verbalmente la orden de cambio de nivel de riesgo del evento de medio a alto y que este transmitió a la jefa de la Unidad de Policía Municipal de Moncloa-Aravaca, Cándida Jiménez, encargada de desplegar el operativo policial.