Compartir

El estado de emergencia fue declarado en la capital paraguaya y en los departamentos de Central, Ñeembucí y Misiones, fronterizos con Argentina, así como de Amambay y Alto Paraná, que hacen frontera con Brasil, ante las inundaciones que afectan desde hace una semana a esos territorios debido a las intensas lluvias.

El Senado estableció que los organismos gubernamentales correspondientes adopten “todas las medidas de protección de los pobladores y productores afectados que se encuentran en situación crítica, mediante asistencia técnica y crediticia en forma oportuna, como asimismo imprima medidas de carácter sanitario y de asistencia social”.

El senador colorado Luis Castiglioni dijo que Amambay no estaba en situación de emergencia, puesto que ni el río Paraguay ni el Paraná afectan a la zona, y propuso que sea modificado el proyecto suprimiendo a este departamento.

Sin embargo, el también senador colorado Juan Carlos Galaverna observó que si se modificaba, con la propuesta de Castiglioni, el proyecto volvería a Diputados y tardaría en ser tratado.

Por esta razón, los senadores decidieron aprobar la propuesta tal como estaba.

Unas 12.000 personas han tenido que ser evacuadas de sus casas en las zonas inundadas, cercanas a la frontera con Argentina,

Las ciudades más afectadas por las inundaciones se encuentran en los departamentos de Misiones y Ñeembucú, fronterizos con Argentina, así como al departamento de Alto Paraná, fronterizo con Brasil, explicó a Efe el director de la Secretaría de Emergencia Nacional, Aldo Saldivar.