Compartir

En una sentencia, la sala de lo social de este tribunal ha rechazado la demanda de impugnación de despido colectivo promovida por el Sepla y su sección sindical Seplaib, a la que se adhirieron CGT y STAVLA.

Los magistrados consideran que hubo una mediación “de alto nivel” que convenció a la empresa y a la mayoría de los representantes de los trabajadores, a la vez que estiman que concurren causas económicas, productivas y organizativas que se reflejan en pérdidas millonarias, e incremento en los gastos por la subida del combustible.