Compartir

La operación que podría afectar a varias localidades de Málaga y otras provincias continúa abierta y, debido a que la supuesta red podría operar a escala internacional, está coordinada por efectivos de Europol y la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil.

Ya se han efectuado diversos registros, entre ellos uno en un establecimiento ubicado en una céntrica zona comercial de la localidad malagueña de Torremolinos, desde donde se podría haber blanqueado capital.

La actuación de los agentes fue llamativa al requerir la intervención de un helicóptero dentro del dispositivo desplegado y en pleno centro de esta última localidad costasoleña.

Las fuentes no descartan en las próximas horas nuevas detenciones y registros al continuar abierta la operación.