Compartir

El nuevo acuartelamiento ha sido levantado en el mismo solar de 3.000 metros cuadrados que dejó el antiguo cuartel tras su derribo; fue el primer edificio público que comenzó a reconstruirse en Lorca tras la catástrofe y también ha sido la primera construcción colectiva de nueva planta en ser concluida.

Su reedificación ha requerido un presupuesto de 5,2 millones de euros financiados íntegramente con créditos de la Guardia Civil, y el proyecto ha incorporado nuevas prestaciones y servicios de los que no disponía la antigua casa cuartel, como un garaje subterráneo.

El ministro ha señalado que la nueva casa cuartel es “un ejemplo más de los esfuerzos que estamos haciendo entre todos para que las cosas vuelvan a la normalidad, e incluso mejor” en Lorca.

Fernández Díaz ha reconocido que la difícil situación económica no permite ir todo lo rápido que desearía y ha añadido que las nuevas dependencias “son unas instalaciones dignas, modernas y adaptadas a las necesidades que requiere la Guardia Civil, un cuerpo en vanguardia de la lucha contra la criminalidad”.

El instituto armado tuvo que redistribuir tras el derribo del viejo edificio a todas sus unidades y a sus efectivos en las instalaciones de tres centros territoriales de seguridad que puso a su disposición el ayuntamiento de la ciudad.

Fernández Díaz ha dicho que gracias a esta colaboración se han podido mantener “los mismos niveles e índices de seguridad que se registraban antes se sufrir el terremoto y se ha seguido prestando un servicio cercano y de calidad” a los ciudadanos de Lorca.

El ministro del Interior también ha condecorado durante esta visita a Lorca al alcalde, Francisco Jódar, y a 13 agentes de la Guardia Civil por su labor durante los terremotos que devastaron el casco urbano en 2011 y las inundaciones que afectaron a la huerta en 2012.

Fernández Díaz ha impuesto a Jódar, del PP, una Cruz de Plata al Mérito de la Guardia Civil por el trabajo que desarrolló durante la fase de emergencia en estas dos catástrofes que tuvieron Lorca como escenario en un intervalo de 16 meses.