domingo, 20 septiembre 2020 7:23

Cae un grupo criminal que almacenaba once armas de fuego y munición en Marbella

El principal arrestado, de 44 años y natural de Gibraltar, era el nexo de unión entre los tres detenidos y otras organizaciones criminales a las que podrían querer surtir de armamento, ha informado hoy el Ministerio del Interior en un comunicado.

En los domicilios de los detenidos se han intervenido cinco armas largas con miras telescópicas de largo alcance y seis armas cortas, entre ellas una pistola con puntero láser y un bolígrafo pistola.

Las investigaciones comenzaron hace varios meses cuando los agentes tuvieron conocimiento de la posible existencia de un grupo criminal en Marbella que podría estar en posesión de diversas armas y munición.

Posteriormente, un jardinero que trabajaba en una urbanización de esta localidad encontró cuatro cartuchos y dos vainas de calibre 45 que entregó a la Policía, lo que permitió a los agentes averiguar su procedencia y determinar que el lugar donde se habían encontrado estaba situado a pocos metros de la residencia del principal detenido.

Este hombre era además conocido por los policías, ya que había estado relacionado anteriormente con actividades de tráfico de droga y otros delitos.

Hasta su detención, el cabecilla del grupo podría haberse valido de las armas de fuego que poseía para cometer otros delitos como “vuelcos” (robos de droga) a otros grupos delictivos o robos en domicilios, según la Policía.

Como resultado de los dispositivos de seguimiento y vigilancia, los agentes averiguaron el lugar en el que se ocultaban las armas de fuego y la implicación de otras dos personas.

Una de ellas era la encargada de la guarda y custodia del armamento, que pasaba desapercibida al llevar una vida aparentemente normal como jardinero, mientras que la otra tiene antecedentes policiales por tenencia de armas, munición y explosivos.